El bloqueo del escritor

Los bloqueos se suelen dar en las actividades que de verdad nos importan, en la comunicación con nuestra pareja o en la escritura, con la familia o al aspirar a un puesto más alto en el trabajo. En cuanto a la escritura, el bloqueo no tendría tanto que ver con la falta inspiración o con un declive en la fuerza de voluntad, como con un estado mental y físico de tremenda tensión en el que choca el deseo o la…

Leer más de El bloqueo del escritor

Busca la experiencia

La diferencia entre un aprendiz de escritor y un escritor propiamente dicho es que el primero quiere hacerlo cada vez mejor, sufre con sus errores y cuenta los días que le quedan hasta alcanzar la perfección, mientras que el segundo sabe manejarse en cada momento dentro del marco de sus limitaciones (que por eso mismo se va ampliando) y disfruta haciéndolo, sin preocuparse por arribar a ningún lugar. Ahora bien, lo verdaderamente difícil es darse cuenta de eso y llegar…

Leer más de Busca la experiencia

El encaje de bolillos

Hay veces que el estudiante, cuando ya está en la fase en que tiene integrado que ha de narrar en concreto, tiene argumentos, tramas y personajes interesantísimos, pero los expone de una forma demasiado hermética o encriptada, como si fiase demasiado a que el lector sea capaz, al final, de encajar todas las piezas. Como si el objetivo último del relato fuese —como en la novela negra— saber quién es el asesino (es decir, cuál es la situación que ha…

Leer más de El encaje de bolillos

La etapa de la patata

En el aprendizaje de la escritura hay que pasar por todo tipo de etapas (etapas que se reproducen de vez en cuando —por fortuna, cada vez más débilmente— como un mal sabor en el paladar), y una de ellas es la decepción y el desánimo, la sensación de que nunca vamos a ser capaces de hacerlo bien, como los grandes, que siempre habrá piezas que no encajen, aspectos narrativos que se nos escapan, y si creemos que no, ya se…

Leer más de La etapa de la patata

El dedo y la luna

La escritura es el método que deciden usar determinadas personas para expresar algo que consideran digno de ser dicho. Sería como el dedo que señala la luna. El dedo que indica en la dirección correcta —el método— es imprescindible, y si lo usamos mal (ortográfica, estilística o narrativamente), el lector se quedará enganchado en él. La escritura es como el dedo que señala la luna, indica la dirección correcta. Pero lo verdaderamente relevante es conseguir que el lector gire su…

Leer más de El dedo y la luna