fbpx

Post - Título oculto

Mis 10 razones para ser autónoma

SER AUTÓNOMO: 10 RAZONES

29 de Mayo de 2019

El otro día vi un anuncio en el cristal del Banco de Santander en el que decía: «Gracias, autónomos, por hacer que todo funcione». Hacía tiempo que no me entraban ganas de romper una cristalera a martillazos. Tamaño gesto de gratitud por parte de un banco hacia mi persona no puede significar más que se están alimentando pero bien de mis entrañas.

«Su tabaco, gracias».

Recuerdo cuando mi gestor me dijo (¿fue hace un año o hace dos?) que el alquiler no contaba ya como gasto a la hora de hacer la declaración. Tuvimos una conversación un poco surrealista (conversar con mi gestor por e-mail es como hacerlo con una máquina de tabaco). Le dije que para mí el alquiler sí suponía un gasto, y muy alto, y que mi casa era mi oficina. ¿Por qué eso no se consideraba un gasto? «Su tabaco, gracias». Le dije que con eso ya no tenía muchos gastos que declarar, porque la luz no contaba, el gas no contaba, los gastos médicos no contaban, la compra no contaba, mantener a mis hijos no contaba… Lo único que podía declarar como gastos eran el teléfono y las fotocopias. De modo que, mientras todos mis ingresos se me iban en gastos, para Hacienda yo era una empresaria con muchos beneficios. ¿Cómo era posible esta situación? «Su tabaco, gracias».

Me ha tocado la china de ser una pequeña autónoma y ser tratada por el estado como si me estuviese enriqueciendo con un dinero que como entra se va, una buena parte en impuestos. El banco se queda con un mordisco también. Y la Seguridad Social. Solo que no me puedo poner enferma porque no cobro y mucho menos jubilarme algún día, porque la pensión será irrisoria. En fin, muchas gracias a ti, Banco de Santander, por recordarme que la vida es dura para los emprendedores.

Como pequeña autónoma no me puedo poner enferma, porque no cobro, y mucho menos jubilarme algún día, porque la pensión será irrisoria; eso sí, buena parte de mis ingresos se va en impuestos Clic para tuitear

Sin embargo, recuerdo cómo me sentía cuando era una asalariada en el Instituto Cervantes y tenía que ir a Alcalá de Henares mañana y tarde a realizar un trabajo que perfectamente podría estar haciendo desde casa. Lo cierto es que me sentía como un mono enjaulado y cuando decidí marcharme de allí respiré aliviada. Ahora trabajo muchas más horas, mi sueldo es inestable, me sablean a impuestos injustamente y nunca sé qué ocurrirá en los tres meses siguientes. Pero me siento mucho más libre.

Como autónoma trabajo muchas más horas, mi sueldo es inestable, me sablean a impuestos injustamente y nunca sé qué ocurrirá mañana. Pero me siento mucho más libre. Clic para tuitear

«Ser autónoma, sí quiero»: mis 10 razones

La palabra «autónoma» me genera sentimientos contradictorios. ¿Realmente tengo autonomía cuando he de estar luchando permanentemente por la supervivencia? Pues el caso es que sí me siento autónoma para:

1. Organizar mi tiempo como mejor considere;

2. reinventarme a mí misma cuando lo vea necesario (y no cuando otros quieran que lo haga);

3. no tener que rendir cuentas a ningún jefe salvo a mí misma;

4. poder marcharme a los retiros de mi maestra y solucionar los asuntos pendientes a través del portátil desde cualquier lugar;

5. solucionar las tareas cotidianas (ir al banco, atender reparaciones de la casa, etc.);

6. no tener que coger el transporte público en las horas punta;

7. atender a mis hijos cuando están enfermos;

8. ser creativa en mi trabajo;

9. abandonar los proyectos que veo que no van a ningún lado;

10. sacar adelante otros proyectos motivadores que considere realmente que benefician a la sociedad.

Después de escribir esto me siento algo más en paz, e incluso me entran ganas de —en vez de romper la cristalera del Banco de Santander a martillazos— contestar simplemente: «De nada».

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
2 comentarios
  1. Leli 01/06/2019

    Gracias Isa por compartir tus sentimientos. Un beso enorme

    Responder
    • Isabel Cañelles 01/06/2019

      Gracias a ti por leerme, guapa :-).

      Un abrazo fuerte,

      Isa

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



854184794